Teatro “Mujeres enfermas”

En otoño de 2016 me llamó Hugo Álvarez Gómez para participar en su nueva y personal obra de teatro, “Mujeres Enfermas” que producía su compañía Dilema Teatro. Tenía que interpretar dos personajes de nombres Y y A. Nada más y nada menos que una mujer anciana y una madre primeriza. El reto me apasionó y además el texto era preciso, sutil y certero para retratar la realidad de muchas mujeres, o al menos, de esas mujeres que se plantaban en escena. ¿Son realmente mujeres enfermas?

Estuvimos actuando durante 4 meses en la Sala Tú, hasta finales de febrero de 2017, y ha resultado ser una de las experiencias más bonitas de mi trabajo como actriz. Por muchos motivos. Quizás el más importante es el amor, el amor de Hugo y del resto de mis compañeros que ya me lo quedo para siempre y también el amor de todo el mundo que vino a vernos y se entusiasmaron con nosotros. Así da gusto, no, gustazo, trabajar.

Hugo es un director preciso, exigente y tan inteligente,… me sorprendió desde el inicio y me sentí tan segura a su lado porque sabía que su mirada no me dejaría sola.

Interpretar a aquellas dos mujeres me hizo acercarme a mí misma, a mis inseguridades en mi propia maternidad y al miedo a la vejez, también a entender a mi propia madre. Esto es lo que tiene el buen teatro, que te salva la vida. Así lo es para mí, aunque suene muy dramático (no lo es en absoluto).

Todos los personajes ponen sobre la mesa problemas derivados de una educación que llevamos arrastrando siglos y que actualmente se presentan con un envoltorio nuevo.​ Una obra de voyeurismo emocional que retrata escenas cotidianas bajo una visión que reflexiona sobre la discriminación de género en nuestra sociedad.

Reparto: Almudena Ardit, Elsa Chaves, Idaira Fernández, Sonia Mangas, Ángel Paisán y Cristina Pineda.

http://eldilemateatro.wixsite.com/eldilemateatro

Cartel de la obra “Mujeres Enfermas”

(G) ha puesto en marcha Pharmalandia, una nueva red online de suministros farmaceúticos a la que acuden varias mujeres en la misma semana: La madre de (I) cree que curando su astenia podrá ser una chica fuerte, (C) tiene una pequeña molestia en el hombro que decide solucionar en horario laboral, (M) se pierde en la inmensidad de internet y no sabe qué necesita, (Y) duda de su solvencia porque su hija la empieza a sacar de quicio, (L) por primera vez se preocupa por su imagen y a (A) su ánimo la impide ser autosuficiente cada día un poco más.

Tags:
,